¿Para qué sirve el sensor de proximidad de un smartphone?

Los smartphones de hoy en día cuentan con multitud de añadidos que los convierte en dispositivos capaces de llevar a cabo funciones complementarias. El concepto “inteligente” de los teléfonos cada vez tiene más peso gracias a estos extras incorporados, algunos de los cuales juegan un papel fundamental en ciertas actividades cotidianas del día a día.

Uno de los añadidos que más juego da es el sensor de proximidad, en principio únicamente ideado para detectar la cercanía del rostro y bloquear y desbloquear la pantalla durante, por ejemplo, las llamadas para evitar teclear sin querer algunas de las opciones táctiles que hay en pantalla.

Pero, ¿tiene otras funciones el sensor de proximidad de un smartphone? ¿Cuál es su potencial de cara al futuro?

Nuevas aplicaciones para herramientas conocidas

La tecnología no deja de ser sorprendente por la cantidad de nuevas aplicaciones que se le encuentran y los numerosos reúsos que algunas herramientas son capaces de proporcionar. Normalmente, cuando una determinada tecnología o aplicación queda obsoleta, está condenada al destierro y es rápidamente sustituida por una más rápida, eficaz y segura. Sin embargo, los rayos infrarrojos, que parecían desterrados de los teléfonos móviles para siempre con la aparición del Bluetooth, han encontrado nuevas aplicaciones en los teléfonos de última generación.

En realidad, si nos ceñimos a las prestaciones puras y duras que presentan los smartphones de la última década, no podemos afirmar con rotundidad que los infrarrojos hayan desaparecido. En todo caso, fueron momentáneamente relegados a un segundo plano o dejaron de ser el canal predominante para la comunicación inalámbrica entre dispositivos.

A día de hoy, los infrarrojos tienen una enorme utilidad y son empleados para dar forma al avanzado sensor de proximidad que todos llevamos en nuestro smartphone. Este sensor se encarga de reconocer la distancia a la que se encuentra la mano o el rostro de su propietario de la pantalla para mejorar el rendimiento del teléfono durante las llamadas, o para mejorar funciones como el desbloqueo facial. Estos LEDs infrarrojos en la actualidad sustentan algunas de las funciones sin las que los terminales no podrían ser considerados smart, y en su caso es un ejemplo de cómo buscar nuevas aplicaciones a tecnologías que podían parecer obsoletas.

¿Se puede calibrar o desactivar el sensor de proximidad?

A pesar de que los LEDs infrarrojos se encuentran en prácticamente cualquier smartphone de gama media y alta del mercado, algunos usuarios pueden querer dejarlo inactivo de manera temporal debido a una avería pasajera o al mero hecho de que el terminal disponga de una funda que no termina de casar a la perfección con el teléfono.

Una de las razones por las que suele dar problemas el sensor de proximidad es que un elemento externo interrumpe la emisión de los LEDs, lo que inhabilita el terminal para bloquear la pantalla durante las llamadas y puede incluso presentar fallos a la hora de detectar la proximidad de los dedos o los movimientos del dispositivo.

El sensor de proximidad de un smartphone es una herramienta que puede desactivarse e incluso calibrarse, pero son procesos que pueden llevar algo de tiempo y algunos fabricantes incluso bloquean cualquier manipulación en este sentido para que sea únicamente su equipo técnico el que pueda dejarlos inactivos.

Calibración del sensor de proximidad

Empecemos por la calibración: lo primero que hay que hacer es retirar la suciedad incrustada y el polvo del panel de sensores que suele encontrarse en el notch del smartphone, así como cualquier protector de pantalla que pueda obstaculizar la pantalla.

Si el sensor sigue presentando fallos, lo mejor será trastear por las tiendas digitales para descargar aplicaciones específicas de calibración del sensor. Hay disponibles tanto para iOS como para Android, pudiendo encontrarse en la App Store y en Google Play, respectivamente.

También puede serte de ayuda buscar una versión antigua del firmware en caso de que el sensor de proximidad del smartphone falle debido a problemas en la instalación del archivo de actualización, algo que solo el fabricante puede arreglar lanzando una nueva versión.

Desactivar el sensor de proximidad

Muchos usuarios se preguntan para qué alguien querría desactivar el sensor de proximidad de su móvil con todas las aplicaciones útiles que tiene. De hecho, tú te lo habrás cuestionado si has conocido a alguien que lo ha hecho, estamos seguros. Pues bien, resulta que los sensores de proximidad, como muchas otras aplicaciones de los smartphones, tienen otras funciones secundarias que pueden ser menos atractivas para sus propietarios, sobre todo en lo que a la invasión de la privacidad se refiere.

Y es que quien quiere tener un control absoluto de su privacidad en la red suele desactivar el sensor de proximidad nada más cambiar de teléfono, incluso antes de hacer el volcado de datos. Esto es porque esta clase de sensores pueden ser usados por aplicaciones de terceros para obtener información del usuario: sus hábitos de navegación, su comportamiento frente a la pantalla y otros aspectos que pueden pasar a formar parte de la big data.

Claro que, no hace falta ponerse en lo peor para querer desprenderse de una herramienta como esta. Puede haber otros motivos que justifiquen su desactivación. Por ejemplo, a la hora de escuchar un audio de WhatsApp o de enviarlo mientras nos movemos. ¿Cuántas veces se te ha interrumpido un audio por mover el teléfono o por aproximar tu mano sin querer a su pantalla? Todo ello es culpa de estos LEDs, que interpretan que vas a manipular el dispositivo y bloquean la emisión del audio, deteniéndolo provisionalmente o cambiando el altavoz por el que se emite el sonido.

Este molesto hecho tiene su origen en esta función de bloqueo de los dispositivos que integran estos LEDs y para muchos usuarios justifican el querer desactivar su sensor de proximidad: agiliza las conversaciones de audio, permiten manipular el teléfono con mucha más soltura durante los chats de voz. Eso sí: a cambio, algunas funciones del dispositivo quedarán deshabilitadas. De hecho, no se podrán utilizar aplicaciones como el acelerómetro o la brújula, y puede que algunas cámaras frontales también vean reducidas sus prestaciones.

Por qué los smartphones se consideran teléfonos inteligentes

La evolución de la tecnología y la expansión de funcionalidades a través de Internet ha propiciado la aparición de lo que se conoce como “dispositivos smart”. Los pioneros en este campo fueron los teléfonos móviles, pero a día de hoy existe todo un ecosistema de dispositivos considerados inteligentes que van mucho más allá de un smartphone: relojes, pulseras, televisiones, tabletas, ordenadores e incluso complementos del hogar, como armarios, persianas, timbres, puertas o alarmas.

¿Qué se entiende por “inteligente” en un dispositivo?

Cuando hablamos de un dispositivo “smart”, estamos queriendo decir que ese aparato es inteligente. Podemos encontrar el prefijo en toda una serie de objetos de uso cotidiano que antes no lo eran: smart TV, smartwatch, smartphone, smartband… Pero, ¿cuándo un dispositivo puede ser considerado inteligente y cuándo no?

Se considera un dispositivo inteligente a todo aparato electrónico que tiene la capacidad de conectarse a otras redes o dispositivos utilizando tecnologías de emparejamiento de manera autónoma para ofrecer al usuario una experiencia mucho más profunda e interactiva de su entorno. Todo ello, mediante el uso de distintos protocolos como Bluetooth, 5G, Wi-Fi o NFC, cuatro de los más conocidos por su uso diario en un teléfono inteligente que han sido trasladados con éxito a otra serie de dispositivos.

Un smartphone tiene la capacidad de conectarse a Internet mediante el uso de Wi-Fi o datos móviles (las redes 3G, 4G y 5G), además de contar con tecnologías como Bluetooth para emparejar toda una serie de accesorios de manera mucho más sencilla y eficaz que antaño. Auriculares, pulseras y más pueden formar parte del ecosistema gracias al avance que ha experimentado la tecnología de los teléfonos inteligentes actuales.

Uno de los rasgos característicos de los dispositivos smart en general y de un teléfono inteligente en particular es que está diseñado para admitir varios factores de formas distintas al mismo tiempo. Es decir, que sea capaz de procesar varias informaciones en cuestión de segundos usando distintos protocolos. La inteligencia artificial telefónica ha encontrado en este entorno un lugar ideal para evolucionar y encontrar nuevas aplicaciones que han permitido a estos dispositivos ofrecer prestaciones cada vez más avanzadas, como el reconocimiento dactilar o el escaneo facial para bloquear y desbloquear el teléfono inteligente, algo que hace unos años parecía impensable.

Volviendo a los dispositivos de los que hablábamos al principio, la tecnología de un smartphone cuenta con varias funciones que hace que no solo sean considerados inteligentes, sino que actúen en muchos casos como centros de control de todo un ecosistema smart.

En la actualidad, la tecnología de un smartphone centraliza un sinfín de funciones que tienen que ver con smartwatches, smartbands, auriculares y dispositivos de domótica, como robots aspiradores, mirillas inteligentes o cámaras de videovigilancia. Por tanto, gracias al desarrollo y optimización de la tecnología de los teléfonos inteligentes, a día de hoy se pueden utilizar no solo como dispositivos independientes, sino como controladores y coordinadores de nuestros dispositivos interconectados, incluyendo hasta la televisión o nuestra plataforma de música.

Creando ecosistemas inteligentes para simplificar las tareas cotidianas

Casi sin darnos cuenta, hemos pasado de utilizar dispositivos inteligentes de manera independiente a crear toda una red de funcionalidades que ha propiciado la creación de auténticos ecosistemas smart en nuestro día a día. Hace tiempo que la tecnología de los teléfonos inteligentes se encargó de hacer que estos aparatos sirviesen para mucho más que para llamar, pero los avances experimentados en el campo de la inteligencia artificial telefónica han permitido al ser humano ir mucho más allá en su búsqueda de dotar a las máquinas de autonomía con el fin de servir a un propósito útil en el día a día de la humanidad.

La realidad es que, lo que hace apenas unos años era la fantasía de un visionario friki, en la actualidad puede experimentarse como algo normal y factible. Por ejemplo, la tecnología de un smartphone a día de hoy está capacitada para controlar todos los parámetros de una casa inteligente, siendo el centro desde donde se controla todo lo relacionado con la domótica, además del ocio, el entretenimiento, las compras, las transacciones bancarias, las redes sociales y las comunicaciones vía e-mail y chat.

Es de esperar, además, que dentro de unos años las funciones que pueda recoger un teléfono inteligente vayan más encaminadas a reforzar la seguridad. El uso del 5G promete expandir notablemente el abanico de posibilidades de los smartphones y todavía está por ver el potencial que tiene en el día a día de las personas.

En conclusión: ¿qué hace que un teléfono sea considerado “inteligente”?

Dicho en pocas palabras, es su capacidad de coordinarse con otros dispositivos para simplificar el funcionamiento de ciertas actividades a través de protocolos Wi-Fi, 5G, NFC o Bluetooth lo que hace que los smartphones sean considerados como tal.

Los avances que ha experimentado en los últimos años la inteligencia artificial telefónica han propiciado la aparición de nuevas aplicaciones, incrementando el papel protagonista de los teléfonos inteligentes para realizar tareas cotidianas de una manera más cómoda, sencilla y segura.

Con la llegada del 5G y su paulatina expansión, el futuro de los smartphones resulta más prometedor que nunca, ya que se estima que las velocidades de conexión agilicen de manera notable actividades como la apertura de ciertas plataformas, la velocidad de carga en plataformas de streaming y otras actividades como los pagos con tarjeta contactless, las transferencias bancarias o las compras en supermercados o tiendas online.

En el sector servicios, este hecho ha acelerado el proceso de digitalización y muchas empresas están rediseñando sus estrategias comerciales a medio plazo para tener en cuenta el nuevo panorama. Dado que buena parte de los clientes de restaurantes, hoteles y tiendas en general hacen sus compras a través de su smartphone, disponer de una plataforma digital competente es esencial si se quiere optar a ocupar un buen puesto dentro del sector.

Cómo pasar fotos de un móvil a un pendrive

Uno de los aspectos que más dudas despiertan entre los consumidores de un teléfono inteligente es la opción de traspasar las fotografías hechas con el propio dispositivo a un ordenador personal. Algo que antes se realizaba conectando un simple cable USB, ahora puede presentar algún tipo de incompatibilidad, teniendo en cuenta los avanzados sistemas operativos con los que actualmente funcionan los smartphones.

Para echarte un cable con esta cuestión, hemos elaborado una guía compacta con las indicaciones que debes seguir para hacer la transferencia de archivos correctamente tanto si usas un terminal Android como si eres un fanático de Apple. Y ojo, porque no siempre vas a necesitar tener a mano un cable… Te contamos por qué.

Cómo pasar las fotos del móvil al ordenador

Hoy en día, parece mentira que los teléfonos móviles puedan hacer fotografías 4K y que hacer una simple transferencia de archivos pueda llegar a ser tan complicado. No es que el proceso sea especialmente complejo, pero sí es cierto que requiere de cierta pericia para saber cómo manejar el terminal cuando está conectado al ordenador.

Hace unos años, los smartphones de Apple eran incompatibles en un ordenador Windows, a no ser que se instalase la correspondiente aplicación de iTunes. Solo a través de ella se podía realizar la transferencia de canciones y otros archivos multimedia, incluyendo fotografías y grabaciones de vídeo, al ordenador. Este es solo un ejemplo de incompatibilidades más o menos recientes que el mundo smart ha traído a nuestras vidas, y que es necesario solventar para poder manejarse con soltura y mover los archivos entre dispositivos.

Dado el tamaño de los actuales archivos multimedia, sobre todo de las fotografías en calidad 4K que pueden llegar a ocupar hasta cuatro veces más que un archivo de calidad Full HD, las transferencias pueden verse ralentizadas por culpa de las reducidas velocidades de transferencia de las que adolecen estos dispositivos, sobre todo si el traspaso de información se realiza en plataformas digitales o a través de aplicaciones que requieren de conexión a Internet.

Por eso, en los últimos tiempos ha crecido enormemente el uso de los almacenamientos USB para smartphones. Y es que disponer de un pendrive para el móvil puede agilizar enormemente la transferencia de imágenes, vídeos, documentos y cualquier archivo almacenado en el dispositivo. Esto permite prescindir del teléfono para realizar la transferencia y utilizar el pendrive para agilizar todo el proceso, incluyendo el traspaso de imágenes al ordenador, de documentos a una impresora inalámbrica y similares.

Al igual que ocurre con un lápiz USB de memoria convencional, un pendrive para móvil presenta múltiples capacidades y funciona exactamente igual que los de antaño, solo que, como es obvio, uno de los puertos del extremo es un conector USB-C o Lightning, en función de si estamos hablando de un pendrive para un terminal Android o iOS.

¿Qué hacer en caso de que el móvil no reconozca el pendrive?

Existen multitud de foros en Internet donde gran cantidad de usuarios preguntan acerca de posibles problemas de compatibilidad. Y, sí: es cierto que puede que cuando acoples el soporte de memoria al teléfono, este no emita ninguna señal. “¿Qué hago si mi móvil no reconoce el pendrive?” “¿Será un problema de fabricación?” Calma, tiene una explicación muy lógica.

Resulta que casi todo pendrive para el móvil que se comercializa en la actualidad precisa de una aplicación acompañante para funcionar, y mientras esta aplicación no arranque, el dispositivo no hará ninguna señal ni permitirá utilizarlo.

Existen aplicaciones genéricas para distintos terminales, pero lo recomendable es echar un vistazo a las instrucciones del pendrive porque existen apps con las que ciertos fabricantes trabajan mejor. Algunas de estas firmas incluso han desarrollado sus propias apps companion, y puede que únicamente presenten compatibilidad con ella, por lo que es conveniente seguir las indicaciones del fabricante del pendrive.

Por lo demás, un pendrive para el móvil funciona como cualquier otra memoria flash: se conecta por el extremo correcto al dispositivo en el que está alojada la información y se inicia la transferencia al pendrive. Como uno de los extremos del pendrive para el móvil cuenta con un puerto USB convencional, se podrá conectar a un ordenador, Smart TV o videoconsola para visualizar los contenidos, independientemente de que luego se quieran enviar a impresoras, tablets o plataformas de correo electrónico.

No obstante, si ves que la memoria flash sigue sin funcionar con tu terminal, deberías echar un vistazo al sistema operativo. Muchas veces, se trata de una cuestión de updates y, si tu dispositivo cuenta con una versión del sistema operativo demasiado antigua, puede que no empiece a funcionar hasta que tu terminal no cuente con una versión posterior.

Estos problemas de compatibilidad muchas veces vienen detallados en la letra pequeña de las instrucciones de los pendrives. Asegúrate de echarle un vistazo a los ajustes de tu teléfono antes de que te entre el pánico y de que empieces a preguntarte como un poseso “¿por qué mi móvil no reconoce el pendrive si lo acabo de estrenar?”, ¿de verdad es tan malo?”, o la siempre recurrente “¿es que son malos estos pendrives?”.

Por otro lado, ten en cuenta que las versiones mas antiguas de estos dispositivos pueden presentar ciertas incompatibilidades de base, sobre todo si existe una brecha tecnológica demasiado grande entre fabricantes y hardware. Los dispositivos más modernos solo son compatibles con los periféricos de su generación y de las inmediatamente anteriores, minimizando la ralentización tecnológica de las propuestas más modernas.

Es la naturaleza de los aparatos inteligentes y de los complementos de los productos tecnológicos de hoy en día: las funcionalidades pueden cambiar tanto entre generaciones que para los fabricantes puede resultar demasiado costoso invertir en ampliar la compatibilidad de sus productos.

Características de un smartphone: cómo acertar con tu móvil

La compra de un smartphone es algo que no se debe tomar a la ligera, más que nada porque existe una oferta tan amplia en el mercado que en ocasiones puede resultar complicado identificar cuáles son las buenas ofertas y cuáles son las gangas con trampa.

En un sector en el que cada vez existen propuestas más polarizadas -los smartphones de gama alta son cada vez más caros, mientras que los fabricantes de propuestas low-cost que compiten por ganar más cuota de mercado a base de sus precios competitivos se pelean por ver quién amortigua más la subida-.

Para que logres acertar de lleno con tu compra y consigas el terminal que estabas buscando sin que te cueste un riñón, vamos a darte una serie de consejos que deberías seguir cada vez que fueses a lanzarte a la compra de un móvil nuevo.

En base a qué características elegir un móvil

Es cierto que cada cliente busca una cosa en su móvil, pero es conveniente comprender un poco cuáles son las características que diferencian a un móvil bueno de uno excelente. En total, y a modo de resumen, hay seis aspectos fundamentales que deben guiarte a la hora de comprar un nuevo teléfono inteligente y que, a su vez, definen su precio final de venta.

  • Rendimiento. Es lo primordial, lo que no se puede negociar. Se da por sentado que cuando alguien compra un teléfono nuevo, anda en busca de un terminal mucho más moderno y sofisticado que los de la generación anterior. Esto se consigue mediante la implementación de nuevos chips, que permiten al terminal ejecutar una serie de tareas de manera mucho más rápida a como cuando se realizaban en dispositivos de generaciones anteriores.

Buena parte del incremento en los precios se debe al uso de chips ultra avanzados en los modelos más nuevos, algo que se traduce en un manejo mucho más eficiente y rápido al que enseguida se acostumbra el usuario.

Así como otros aspectos sí pueden ocupar un orden distinto en función de tus prioridades, el rendimiento debe ser siempre lo primero en lo que todo consumidor se debe fijar a la hora de elegir móvil: en él se sustenta el funcionamiento del dispositivo al completo, incluyendo aspectos tan relevantes como la cámara o la descarga de archivos de actualización de gran tamaño.

  • Capacidad. Como elegir un móvil nuevo no es que sea precisamente sencillo, buena parte de los consumidores opta por hacer la criba en base a su capacidad de almacenamiento. Y tiene muchísimo sentido, puesto que la tendencia no solo en el sector del smartphone en concreto, sino del entretenimiento en general, es el aumento paulatino del tamaño de los archivos. Una mayor calidad de imagen y sonido genera archivos de más tamaño, que son almacenados en formatos que requieren de una mayor capacidad.

Lo mismo sucede con los teléfonos móviles: mayor calidad de imagen en la cámara genera imágenes más pesadas, y aplicaciones con funciones nuevas incorporadas produce archivos cada vez más pesados y apps más voluminosas.

Por este motivo, contar con un smartphone capaz de almacenar todo lo necesario y dejar espacio libre para tus menesteres es fundamental. Los hay que cuentan con hasta más de 500 GB, lo que es una auténtica barbaridad si tenemos en cuenta que esa es la capacidad con la que se lanzó al mercado Sony su PlayStation 4 en 2013, por ejemplo. Sin duda, esto hace que las características de un móvil nuevo cada vez se asemejen más a las de los ordenadores portátiles más avanzados o las consolas de última generación.

  • Cámara. Casi todo el mundo anda en busca de una cámara de última generación, y hemos llegado a ver auténticas maravillas en este sentido. Muchas empresas chinas han utilizado la cámara como reclamo para aumentar sus previsiones de ventas (Honor, afiliada de Huawei, es uno de los fabricantes que más ha apostado por la inclusión de avanzados sistemas de cámaras en sus terminales) y ayudar al consumidor medio a elegir móvil de entre la vasta oferta del mercado low-cost de smartphones.

No obstante, las grandes firmas del sector han demostrado que la cámara, aunque realmente importante para creadores de contenido, que suben sus propias historias, reels, fleets y vídeos en YouTube y otras plataformas similares, no es del todo determinante.

El mejor ejemplo lo tenemos con Apple y sus iPhone, que implementó más tarde que nadie su sistema triple de cámaras y, aunque mejor que las de anteriores modelos de iPhone, estas no llegaban a postularse como las mejores del mercado.

Sin embargo, esto no echó para atrás a su fiel legión de seguidores, apostando por hacer públicas otras características de los móviles de la familia de la manzana mordida que fueran más atractivas para sus usuarios, Y aquí entran en juego otros aspectos, como la precisión de la pantalla, la capacidad o la robustez en el diseño, con un precioso giro vintage con su iPhone 12, que presenta un diseño macizo idéntico al del célebre iPhone 4.

  • Pantalla. No lo vamos a negar, a la hora de elegir móvil nuevo la pantalla ocupa uno de los lugares más altos en la lista de aspectos capaces de inclinar la balanza hacia un lado u otro. Sin duda, la precisión de las pantallas táctiles ha mejorado mucho con el paso de los años, pero no todas las firmas han logrado incrementar hasta el mismo nivel su capacidad de precisión.

Esto hace que aspectos como la suavidad del desplazamiento y la precisión a la hora de abrir aplicaciones, escribir rápidamente con el teclado o ampliar documentos y fotografías sean de enorme importancia para el consumidor, haciendo de la pantalla uno de los aspectos más relevantes que puede llegar a ser decisivo en una selección de terminales variada.

  • Altavoces. La calidad del sonido siempre ha quedado en segundo plano, en parte debido a que el mercado del smartphone siempre ha lanzado productos que potencian lo visual. No obstante, desde hace algunos años las firmas han invertido mucho dinero en mejorar sus sistemas de audio integrados, ofreciendo altavoces de alta calidad capaces de proporcionar sonido envolvente sin necesidad de utilizar auriculares.

Uno de estos ejemplos lo tenemos en Samsung o en Apple, que han creado un sistema de altavoces capaces de emular el sonido envolvente de los grandes sistemas de sonido. Esto ha hecho que lo que antes era un aspecto residual ahora sea una de las más importantes características de un móvil, potencian el carácter smart y multimedia de estos dispositivos.

  • Autonomía. La gran pregunta. Aspectos como la duración de la batería, la presencia de modo ahorro, la vida útil de la misma, la posibilidad de intercambiarla o la velocidad de degradación del litio. Las grandes inversiones se centran principalmente en hacer que las baterías duren más y se carguen antes (por eso cada vez más modelos integran el modo de carga rápida).

Si no sabes cómo elegir un móvil bueno o si no sabes cómo conocer más detalles acerca de la batería de ese modelo que tanto te gusta, lo mejor que puedes hacer es recurrir a un equipo de profesionales capaces de sacarte de dudas y hacerte llegar todos los detalles técnicos del terminal.

Ten en cuenta que no solo sería bueno conocer la potencia de la batería o la duración de la carga, sino su compatibilidad con modos de carga rápida y su velocidad de desgaste.

Qué aspecto primar a la hora de elegir un buen smartphone

Cada usuario es un mundo y es perfectamente legítimo que alguien prefiera un terminal con un mejor sistema de audio en detrimento de la resistencia de la pantalla. Hay combinaciones para todos los gustos, lo que explica que exista tal disparidad de modelos y precios en el mercado.

Lo primero que tienes que pensar es qué características de los móviles te llaman más por norma general y en qué te fijas primero cuando ojeas sus especificaciones técnicas. No obstante, párate un momento a pensar si esos aspectos que tanto te llaman la atención van a tener una función útil en tu día a día.

Por ejemplo: pueden llamarte mucho la atención las grandes cámaras, los ultra gran angulares y los objetivos zoom incorporados en los smartphones. Es un hito tecnológico sin precedentes y entendemos que choca ver estos completos sistemas de cámaras montados en teléfonos móviles, pero quizá si no utilizas las redes sociales o no eres creador de contenidos, no te sirva de mucho.

Igual en estos casos te sea de más utilidad una pantalla táctil de alta precisión, o buscar un modelo Max o Pro si buscas una pantalla de mayor tamaño que facilite la lectura y la visualización de contenidos. Este tipo de características de un móvil son determinantes y pararse a pensar en ello garantiza que la experiencia de usuario sea la óptima una vez tengas que utilizar el terminal en tu día a día.

Por tanto, debes fijarte primero en las prestaciones que buscas en un teléfono y ajustar estas especificaciones al rango de precios que se ajusten a tu presupuesto. Si no sabes cómo elegir un móvil correctamente y acertar con tu compra, esta es una buena recomendación. Y ten en cuenta que muchos establecimientos integran opciones de financiación para fragmentar el pago del nuevo terminal, lo que permite optar a la compra de dispositivos más avanzados que de otro modo serían inalcanzables.

Cómo borrar o recuperar fotos de Google Fotos

A veces las nuevas tecnologías pueden sorprendernos con funciones que no esperábamos, como la posibilidad de tener nuestras fotos subidas a internet gracias a los servicios de la nube, cada vez más frecuentes. Sin embargo, a nadie le gusta que sus fotos estén subidas a internet, aunque sean privadas, sin ser conscientes de ello, por eso, en este artículo queremos explicarte qué es lo que tienes que hacer para desactivar esta función de tu teléfono o tableta —si es que la tienes activada— y proceder a borrar de manera definitiva aquellas fotos que están flotando por internet.

Esta explicación te servirá, así mismo, para aprender cómo recuperar aquellas fotos de que borraste y que quizá todavía tengas la posibilidad de recuperar. Te recomendamos que sigas leyendo este artículo si quieres saber cómo borrar fotos de la copia de seguridad de Google de manera definitiva —y lo más rápido posible— y cómo recuperar fotos borradas de Google Fotos. Sigue leyendo este artículo para más información.

Cómo recuperar mis fotos borradas de Google Fotos

El proceso de recuperar las fotos borradas de Google Fotos es muy sencillo, aunque si no tienes demasiada destreza utilizando el teléfono seguro que este consejo te servirá de gran ayuda. Y es que, en ocasiones, podemos eliminar más de una foto sin querer y sentir como el corazón nos da un vuelco a ver el mensaje “eliminando” de nuestro teléfono. Todos cometemos errores, afortunadamente este se puede solucionar.

Para recuperar fotos borradas en Google Fotos debes seguir los siguientes pasos:

  1. Abre la aplicación de Google Fotos en tu teléfono.
  2. En la parte inferior toca “Biblioteca” y después abre la carpeta “Papelera”.
  3. Elige las fotos que quieras recuperar.

Cómo recuperar fotos si has vaciado la papelera de reciclaje

La cosa se complica un poco si queremos recuperar las fotos que borramos “definitivamente”, aunque afortunadamente tenemos el truco que necesitas para que puedas hacerlo sin necesidad de instalar ninguna aplicación adicional. Ten en cuenta que si han pasado más de 60 días la recuperación será casi imposible. Lo que tienes que hacer para recuperar fotos de Google Fotos que fueron vaciadas de la papelera es lo siguiente:

  1. Cierra la aplicación de Google Fotos.
  2. Dirígete a los ajustes de tu teléfono y ubica la aplicación de Google Fotos.
  3. A continuación, presiona sobre la opción de “Almacenamiento” de la aplicación y después borra los datos y el caché en el botón “Borrar datos” y “Borrar caché”.
  4. Cierra los ajustes y vuelve a abrir la aplicación de Google Fotos. En ese momento aparecerá un mensaje sobre la copia de seguridad y sincronización.
  5. Actívala y marca la casilla de “Alta calidad (almacenamiento gratuito ilimitado)” o en “Original (se limita el almacenamiento de la cuenta)”, dependiendo de nuestras preferencias.
  6. A continuación, verás un mensaje en la parte superior que indica que se están recuperando las fotos.
  7. Cuando el proceso haya sido completado podrás comprobar que las fotos y vídeos que borraste recientemente de la papelera siguen ahí.

Como recuperar fotos borradas de Google Fotos hace más de 60 días

Recuperar fotos borradas de Google Fotos con una antigüedad superior a los 60 días es un proceso algo más complejo, aunque no imposible. Ahora bien, para poder hacerlo será necesario que contactes con el Soporte de Google. Y es que la compañía suele dejar un plazo de 21 días desde que las fotos son borradas de manera permanente para poder recuperarlas como última necesidad. Para poder realizar la solicitud lo que debes hacer es seguir estos pasos.

  1. Ve a la web de Google Drive e identifícate. En la parte superior de la derecha presiona sobre el símbolo de interrogación.
  2. Después, elige la opción de “Ayuda” y posteriormente presiona en la opción que dice “Enviar comentarios a Google”
  3. A continuación, escribe tu petición y, si Google lo considera importante, te ayudarán a restaurar tus fotos.

Cómo borrar fotos de la copia de seguridad de Google Fotos

Tanto si quieres borrar fotos, como si quieres borrar memes de Google Fotos o vídeos, el proceso es muy sencillo. Ahora bien, todo depende de la cantidad de archivos multimedia que tengas en la aplicación. Si eres de las personas que no han borrado una foto en la vida, nuestra recomendación es que lo hagas directamente desde la web de Google Fotos. Además, de esta forma podrás eliminar las fotos mucho más rápido, y es que la aplicación de Google Fotos no ofrece la opción de “marcar todas” para eliminarlas de una. Esto es lo que debes hacer:

  1. En primer lugar, abre la web desde el ordenador y presiona sobre el icono “Fotos”, en la parte superior izquierda.
  2. Después, presiona la tecla “Mayus” de tu teclado y mantenla pulsada durante todo el proceso.
  3. A continuación, marca la primera de las fotos (en el check mark de arriba a la izquierda de la foto) y, sin soltar la tecla “Mayus”, con el ratón baja hasta la última foto del álbum. 
  4. Lo siguiente que debes hacer es pulsar clic en la última foto (después de esto ya podrás soltar la tecla “Mayus”).
  5. A continuación, tendrás que darle en la parte de arriba a la derecha sobre el icono de la papelera.
  6. Una vez eliminadas, abre la papelera y desde allí procede a vaciarla.

Si tienes muchas fotos, te recomendamos que reduzcas las dimensiones de la página web. Para ello, antes de nada, presiona la tecla “Control” y “-“. Verás que conforme se hace más pequeña tu pantalla, aparecerán más fotos debido a que hay más capacidad para cargarlas. De esta forma podrás borrar memes de Google Fotos y todas las imágenes que necesites.

Google Fotos: borrar duplicados

Existen varias formas de borrar fotos (borrar duplicados de Google Fotos). La más efectiva, y más sencilla, es abriendo la aplicación de Google Fotos. Debes entrar en la parte de “Fotos” en la parte izquierda y superior de la página. Después Google te mostrará las fotos que tienes y debajo de estas las que están duplicadas. Solo tienes que señalar una de ellas y después eliminarlas.

Cómo desactivar la copia de seguridad y sincronización de Google Fotos

El proceso para desactivar la copia de seguridad y sincronización de Google Fotos desde tu teléfono es muy sencillo. Te recomendamos que lo hagas si te preguntas cómo borrar fotos de la copia de seguridad de Google, para que no vuelvan a sincronizarse automáticamente desde tu teléfono a la nube una vez que las hayas borrado. Para ello, dirígete a los ajustes de la aplicación de Google Fotos y presiona sobre la opción “Crear copias de seguridad”. Después procede a desactivar la copia de seguridad y la sincronización. Deberás repetir este proceso en todos los dispositivos en los que tengas vinculada la cuenta de Google.

Cómo descargar mis fotos de Google Fotos al ordenador 

Por supuesto, antes de borrar todas tus fotos te recomendamos que procedas a descargar tu contenido multimedia de Google Fotos para que no lo pierdas definitivamente. Ten en cuenta, también, que la nueva normativa de Google eliminará la función de almacenamiento ilimitado y lo restringirá a 15 GB por usuario a partir de junio de 2021 —en caso de querer más espacio, habrá que pagar por él—. Por ello, te recomendamos que descargues todas tus fotos y vídeos antes de que se haga tarde —e incluso archivos del Drive o de cualquier otro servicio de Google—.

Para descargar las fotos puedes seguir dos pasos sencillos. Por un lado, igual que explicábamos en el punto anterior, abre la aplicación de Google Fotos y selecciona todas aquellas que desees. Puedes seguir el proceso que explicábamos más arriba para que te resulte mucho más sencillo y rápido. Una vez que las hayas marcado todas, tendrás que darle al botón de los tres puntitos dispuestos de manera vertical y después a “Descargar”.

El siguiente paso es utilizando la opción de Google Takeout. Para ello haz lo siguiente:

  1. Abre la página desde el navegador.
  2. Marca las opciones de las cuales desees llevar a cabo una copia de seguridad.
  3. Verás que justo debajo de Google Fotos aparece las opciones “Varios formatos” y “Todos los álbumes”. Aquí podrás indicar qué formato deseas, en qué fechas concretas o si deseas descargarlo todo.
  4. Baja hasta el final de la web y pulsa el botón de “siguiente paso”. A continuación, Google te ofrecerá la opción de realizar una copia de seguridad o dejarlo como está. Incluso, puedes configurarlo para que te envíe las fotos cada cierto tiempo.
  5. Elige la opción que deseas y procede a descargar tus fotos.

¿De qué está hecho un smartphone?

La tecnología avanza a pasos de gigante, de eso no cabe no cabe duda. En tan solo unos pocos años hemos visto como los teléfonos con teclado evolucionaban a modernos teléfonos táctiles, pero también como han aumentado las prestaciones en cada uno de ellos pudiendo hacer prácticamente de todo. Estos cuentan con sistemas de desbloqueo con huella táctil o desbloqueo facial, cámaras, micrófonos, módems, antenas… Además, la innovación y las novedades vanguardistas están a la orden del día en el sector, como la aparición en el mercado de los recientes smartphones con pantallas táctiles plegables.

Lo cierto es que hemos visto una gran cantidad de cambios en estos dispositivos electrónicos con el paso del tiempo que se han vuelto imprescindibles en nuestro día a día por la cantidad de prestaciones que ofrecen y la comunicación que nos proporcionan con otras personas. Pero, exactamente ¿De qué está hecho un smartphone? Si hiciéramos una cirugía a nuestro dispositivo ¿Con qué nos encontraríamos? En este artículo vamos a destripar literalmente un teléfono móvil de última generación y vamos a explicarte cuáles son los elementos más comunes que podemos encontrar en él.

¿A qué se le llama smartphone?

Cuando nos preguntamos a qué se le llama smartphone debemos tener claro que este consiste en un teléfono móvil inteligente que combina las funciones de un celular con las de una computadora. El smartphone en un reproductor multimedia, es una consola de videojuegos, es una cámara, una grabadora de vídeo y sonido, un dispositivo de navegación, un medio de comunicación a través de las redes sociales, un navegador web, un editor de documentos, una o varias tarjetas de crédito, una agenda y calendario personal y, por supuesto, un teléfono móvil.

Los smartphones, al igual que los ordenadores, cuentan con un sistema operativo propio que es el que permite llevar a cabo la instalación de las aplicaciones y hacer uso de ellas. Podemos encontrar diferentes sistemas operativos. Los más populares son Android e iOS (Apple), aunque también podemos encontrar otros sistemas operativos no tan populares como el de Windows Phone, BlackBerry OS o Symbian.

Contar con un smartphone en la actualidad es imprescindible debido a la cantidad de prestaciones que ofrece, a que nos agiliza enormemente las tareas, a que es un potente sistema de comunicación y al entretenimiento que proporciona. Es una herramienta que puede ser utilizada tanto para trabajo, como para las cuestiones personales.

¿De qué materiales está hecho un smartphone?

¿Sabías que los smartphones son joyas electrónicas? Si a fecha de hoy extirpáramos algunos de los componentes principales de todos los smartphones que hay sobre la faz de la tierra tendríamos más de 85.000 kg de oro, 875.000 kg de plata y 40 millones de cobre. Los smartphones utilizan estos metales preciosos debido a su resistencia pero, sobre todo, a la alta conductividad —como ocurre con los cables HDMI, que también cuentan con oro en sus componentes—.

Estos tres materiales son solo una parte de todos los elementos que tienen por dentro cada dispositivo. Y es que cada smartphone cuenta con, al menos, 70 elementos químicos. Entre ellos podemos distinguir algunos que realmente llaman la atención por su escasa presencia en la Tierra. Si hacemos un cálculo aproximado, al menos 17. Estos elementos son utilizados, principalmente, por sus propiedades magnéticas, fosforescentes y conductoras —muy necesarias en los productos tecnológicos actuales—. Estos elementos sirven, entre otras, para diseñar las pantallas, la presentación del color e, incluso, para las vibraciones. Por ejemplo, para que vibre un teléfono lo que se hace es añadir una carga metálica semi cilíndrica en el motor. Esta carga genera un cabeceo cuando el motor gira, ocasionando que el dispositivo vibre.

Otros de los materiales de los cuales se componen nuestros preciados dispositivos móviles son el paladio, el aluminio, el plomo, el estaño, magnesio, litio, sílice, potasio y el tungsteno. Junto al oro, plata y cobre estos materiales conductores y electromagnéticos hacen que el dispositivo electrónico pueda funcionar y nos proporcione cada vez más prestaciones.

¿Cuáles son las piezas de un smartphone?

Aunque no podemos mencionar todas las partes y componentes de un smartphone, ya que —entre otras— este texto se volvería muy aburrido y tedioso, vamos a intentar mencionar cuáles son las más populares y útiles para que resulte de ayuda a quienes quieran saber qué es lo que sostienen en sus manos y de qué está hecho. ¡Vamos a ello! Las piezas más importantes de un smartphone son:

  • La pantalla: Es el elemento más visible del smartphone. Podemos encontrarlas en diferentes pulgadas que varían entre las 4 y las 8 pulgadas, aproximadamente. Estas pueden ser de varios tipos, dependiendo de los materiales con los cuales han sido fabricadas y las prestaciones que ofrecen, como las pantallas de LCD, las IPS y las TFT.
  • La batería: Es la fuente que abastece de energía al smartphone para funcionar. La batería alimenta los sistemas eléctricos del dispositivo, así como a la pantalla. Por lo general las baterías de estos dispositivos suelen ser de iones de litio. La capacidad de la batería se mide por los miliamperios. En la actualidad podemos encontrar modelos que ya alcanzan los 10.000 mAh.
  • El motor háptico: El motor háptico de un smartphone nos ofrece la posibilidad de conocer cuál es la presión que se aplica sobre la pantalla y cómo debe actuar en consecuencia.
  • El escáner dactilar: Sirve para poder escanear las huellas y reconocer a quien pertenece. Siguiendo las órdenes fijadas por el usuario, este escáner permitirá desbloquear el teléfono o mantenerlo como está. También podemos encontrar escáneres faciales que son utilizados para desbloquear el teléfono mediante el reconocimiento facial.
  • Los procesadores: Son otros de los elementos más destacados de un smartphone. De hecho, estos son conocidos como el cerebro del sistema. Se trata de un microchip muy similar al de los ordenadores.
  • La RAM: Para almacenar los datos.
  • La antena: La antena del smartphone sirve para recibir las señales eléctricas de la red y para mandarlas al módem. De esta forma las transforma en voz y en datos.
  • El módem: El módem es el que establece la comunicación con la red celular haciendo que el dispositivo funcione como teléfono, pero también para que pueda entablar la conexión de datos.
  • Otros: Nos encontramos con otros muchos elementos esenciales como pueden ser las cámaras, el micrófono, los botones, el giroscopio, las conexiones, el jack…

Cómo desconectar la superposición de pantalla

La superposición de pantalla es de esas funciones que polarizan a los usuarios. Amada por unos y detestada por otros, aunque sobre el papel la premisa de esta función era buena, a veces resulta algo molesta al obstaculizar el visionado de un contenido de mayor relevancia para el usuario en un momento determinado. ¿Qué es la superposición de pantalla? ¿Qué significa “superposición de pantalla detectada” cuando estamos usando el móvil? Te contamos cómo puedes desactivar esta función y cómo dejar de sufrir errores asociados a la misma para adaptar el control de tu smartphone a tus preferencias.

Cómo eliminar la superposición de pantalla

La idea de incorporar la superposición de pantalla tenía por objetivo combatir la omisión de datos importantes para el usuario. Por ejemplo, si en el monedero virtual existe un billete de tren y falta menos de media hora para el viaje, las alertas deben aparecer por encima de la aplicación que esté abierta en ese momento para avisar al usuario de que su tren sale en menos de 30 minutos.

Sin embargo, hasta antes de la incorporación de esta función, esto no siempre era así. Podía ocurrir con aplicaciones de todo tipo y muchas veces se omitían datos importantes porque, simplemente, el usuario estaba utilizando otra aplicación en ese momento. Pero es justo decir que la solución ha traído consigo algún que otro problema, y es que esta función puede ser demasiado invasiva en según qué contextos.

Estamos convencidos de que más de una vez se te ha pasado por la cabeza quitar la superposición de pantalla, y lo cierto es que es lo mejor. Eso sí, solo a partir de Android Marshmallow y posteriores se ha podido gestionar correctamente el tema de la superposición de pantalla, uno de los grandes avances que presentó esta versión y posteriores del sistema operativo.

Muchos usuarios han tenido problemas con la superposición de pantalla, y es que no deja de ser un permiso especial que permite que una aplicación se superponga por encima de otra que esté abierta en ese momento. Ha llegado a ser muy molesto para una buena parte de los usuarios de Android (en varios foros de la red han llegado a tildar la superposición de pantalla como un permiso especialmente peligroso), y algunos incluso lo han calificado como “similar a un virus”, puesto que el efecto es el mismo: abrir ventanas emergentes que impiden controlar con normalidad el dispositivo, mostrando información en la pantalla que no se desea ver.

Si quieres quitar la superposición de pantalla, dirígete a Ajustes y busca la opción Aplicaciones. Si observas la parte superior, hay una pequeña rueda que puedes pulsar y que te permitirá entrar en Acceso Especial. Ahora, basta con entrar en Mostrar sobre otras aplicaciones para poder desactivar la aplicación que no deja de superponerse.

¿Por qué la superposición de pantalla ha sido tildada de “peligrosa”?

Si estás un poco al tanto de lo que se cuece en el mundillo de la informática, habrás oído hablar de los ataques DDoS. Son ataques de denegación de servicio que sobresaturan la ejecución de acciones de una determinada infraestructura informática para inhabilitarla e impedir su correcto funcionamiento.

Aunque no a estos niveles, esta función agregada por Google empezó a ser molesta por impedir el correcto funcionamiento del terminal en múltiples contextos. De hecho, la superposición de pantalla empezó a ser demasiado intrusiva cuando se extendió esta función a varios tipos de aplicaciones sin filtrado ninguno y con escasas opciones de personalización, lo que hizo que la comunidad de Android pusiera el grito en el cielo al comprobar cómo la propia mejora lanzada por Google impedía controlar adecuadamente el dispositivo.

Aunque al principio no tengas claro si quitar la superposición de pantalla, se ha demostrado que el control de un terminal con Android es mucho más dinámico con esta función desactivada, aunque eso suponga renunciar a los potenciales beneficios de una función que estaba destinada a ser una ayuda más que un estorbo.

El punto crítico de esta función se produjo en el momento las aplicaciones se superponían unas con otras de manera indiscriminada, algo similar a lo que ocurre con algunos tipos de infecciones cibernéticas, que colapsan el dispositivo abriendo de manera constante ventanas imposibles de eliminar, bloqueando el terminal e impidiendo su correcto control. Por este motivo muchos usuarios han querido descubrir cómo quitar la superposición de pantalla en Samsung y otras marcas asociadas al ecosistema de Android, como Huawei (antes de la crisis con Trump y el abandono de Google), Oppo o Xiaomi.

La manera de quitar la superposición de pantalla en Samsung y en el resto de terminales que tengan las últimas versiones de Android es idéntica, pudiendo seguir el esquema de pasos antes mencionado para retirar del selector las aplicaciones que estén dando problemas. Una solución muy sencilla que, sin embargo, no soluciona la errónea detección de la superposición de pantalla.

El error de la Superposición de Pantalla Detectada

Dos son los principales problemas que presenta está función, y uno de ellos ya debería estar solucionado con solo quitar la superposición de pantalla desde el menú Ajustes para que los avisos no te molesten más cuando estés usando el teléfono. Ahora bien, existe otro error asociado a esta funcionalidad y que ha dado muchos quebraderos de cabeza a los usuarios: el mensaje de detección de superposición de pantalla sin que ninguna aplicación haya dado signos de haber abierto ninguna. ¿Qué significa “superposición de pantalla detectada”? ¿Es grave? ¿Se puede eliminar?

Básicamente, es una alerta que revela al usuario que una aplicación está intentando obtener un permiso para superponerse a las demás. Este error lo produce una aplicación instalada en el terminal que está tratando de activar la opción, pero que se encuentra con la negativa del sistema operativo, lo que genera que el dispositivo emita la alerta de detección sin que el usuario normalmente sepa por qué.

En resumidas cuentas: es un conflicto entre la app y el dispositivo. La app quiere activar la opción de superposición de pantalla porque cuenta con los permisos para ello, pero el terminal detecta que es un intento malicioso de dar permiso a una app para que muestre en pantalla mensajes indeseados. Lo peor de todo es que esto suele ocurrir cuando el usuario ya sabe que la aplicación cuenta con estos permisos, e incluso puede que quiera activarlos y sea el propio SO el que se lo esté impidiendo.

Pero estamos seguros de que no te importa tanto conocer qué significa “superposición de pantalla detectada” como saber el modo de quitar esta molesta advertencia. Para hacerlo, debes acceder a Ajustes y entrar desde Aplicaciones al icono Administrador de Aplicaciones. Este menú es el específico de Samsung, aunque en el resto de terminales Android podrás acceder a las aplicaciones desde el menú homónimo en la sección Dispositivo. Aquí podrás gestionar los permisos de cada aplicación, y deberás comprobar si la app que te estás descargando es la que te está dando problemas.

Si los permisos están en gris y no están disponibles para ser editados, es que el propio sistema operativo está bloqueando la acción porque cree que otras aplicaciones maliciosas están intentando engañarte para que concedas ese permiso especial a la aplicación, emitiendo una alerta de detección que resulta aún más molesta que la propia función.

En terminales Samsung, debes ir al Administrador de Aplicaciones y seleccionar Mostrar en el menú desplegable de la parte derecha. Desde aquí, accede a Permisos y Aplicaciones y desactiva cualquier app que pueda estar interfiriendo en el funcionamiento del dispositivo (algunas como Clean Master o Twilight han demostrado tener algo que ver en el agravamiento de este problema). Tras esto, deberías poder acceder a la lista completa de apps y conceder los permisos como de costumbre, sin bandas grises que impidan personalizarlos.

Para cambiar esto en el resto de dispositivos, debes acceder a Ajustes > Dispositivo > Aplicaciones > Configurar Aplicaciones (está en el desplegable de la parte superior derecha) > Acceso Especial > Escribir sobre otras aplicaciones. Comprueba si alguna app está interfiriendo sobre las demás para poder otorgar los permisos con normalidad sin que el terminal muestre el molesto mensaje de detección de superposición.

Por qué se sobrecalienta el móvil y cómo solucionarlo

A pesar de que cada vez los smartphones están más optimizados y presentan un mejor rendimiento, el sobrecalentamiento continúa siendo el enemigo a batir no solo en el sector de la telefonía, sino en el de la electrónica de consumo en general. Un uso intensivo, la exposición prolongada a fuentes de calor o un defecto en alguno de sus componentes puede provocar un repentino aumento de temperatura, con potenciales efectos negativos de carácter irreversible en nuestro dispositivo. Pero, ¿por qué se sobrecalienta realmente el móvil? ¿Cómo solucionarlo eficazmente? Te lo desvelamos en este artículo.

El sobrecalentamiento, el enemigo número uno de los dispositivos inteligentes

Que la tecnología avanza dando pasos de gigante no es ningún secreto, y buena prueba de ello es que los dispositivos inteligentes ya se han consolidado en nuestra sociedad, teniendo cada vez un papel más protagonista. No obstante, pese a todos los avances experimentados, el sobrecalentamiento sigue siendo un problema que parece no tener una solución definitiva. Las causas de que este problema no haya desaparecido por completo son, a grandes rasgos, dos: la imposibilidad de reducir el calor aumentando el rendimiento del dispositivo y la temporalidad de los efectos de disipación del calor.

Una buena muestra de que la lucha contra el sobrecalentamiento continúa en los dispositivos más modernos podemos encontrarla tanto en dispositivos móviles como en ordenadores, tabletas y videoconsolas. Los smartphones son cada vez más grandes no solo para ampliar el tamaño de la pantalla, sino para maximizar los ventiladores y aumentar la disipación del aire caliente. Lo mismo ocurre con las consolas de nueva generación, teniendo en la nueva PlayStation 5 de Sony el ejemplo perfecto de cómo sacrificar un diseño compacto para incorporar ventiladores extra que permitan eliminar el calor con mayor eficacia.

Pero, volviendo a los dispositivos móviles, ¿por qué se calienta el móvil? Lo más habitual es que sea síntoma de deterioro de la batería, ya que el litio que compone las baterías es un material que se oxida con el tiempo, reduciendo la vida útil de la batería y provocando picos de temperatura elevados. Normalmente, estas subidas están previstas por los propios fabricantes, pero no es la primera vez que cuando la batería del móvil se calienta mucho se produce un incendio o incluso una pequeña explosión.

Qué hacer si se calienta el móvil

Tanto si notamos que la batería del móvil se calienta mucho en el bolsillo como si esto ocurre en la propia mano, ante un repentino aumento de temperatura lo más aconsejable es soltar el teléfono y dejarlo en una mesa o estructura que no sufra daños por un potencial incendio. El sobrecalentamiento nunca es buena señal, y puede quedar en un mero síntoma o provocar otros daños asociados, como fundir componentes, provocar cortocircuitos o incluso hacer explotar la batería.

En caso de que las subidas de temperatura se produzcan cuando el smartphone se está cargando, lo mejor es acudir al soporte técnico del fabricante. Es bastante probable que la vida útil de la batería se haya visto reducida, lo que es todavía más evidente cuando el teléfono está cargándose. Además, si el móvil se calienta y gasta batería no cabrá la menor duda de que la batería actual debe jubilarse y ser sustituida cuanto antes.

Otra de las causas puede estar en un posible defecto de fabricación. Este fallo no termina de responder a la pregunta de por qué se calienta el móvil, ya que los componentes de los terminales actuales son tan numerosos que es poco probable identificar a primara vista cuál es el que está dando problemas y generando esa subida peligrosa del mercurio.

En estos casos, sobre todo cuando la batería del móvil se calienta mucho y el terminal no está ejecutando aplicaciones ni se encuentra próximo a su pico de rendimiento, lo mejor es dejar que el terminal se enfríe por sí mismo y mantenerlo apagado hasta que el servicio de reparaciones le pueda echar un vistazo.

Evita enchufarlo a la corriente cuando el móvil esté ya caliente, y trata de tocarlo lo menos posible cuando notes que la parte anterior o posterior presentan una temperatura anormal. Los fallos de fabricación pueden provocar incendios y explosiones inesperadas, sobre todo en las primeras remesas, tal y como ocurrió con la primera tanda de Galaxy Note S7 comercializados por Samsung, que presentaron defectos en la composición de sus baterías.

Cómo evitar que el móvil se caliente mucho

Si el móvil se calienta y gasta batería sin estar ejecutando ninguna aplicación en segundo plano, reduce las horas de uso al día, trata de manipularlo solo cuando sea imprescindible y activa el modo ahorro de batería cuando lo utilices para reducir la cantidad de recursos que el terminal necesitará para funcionar. Esto limitará las capacidades del móvil, mermando las exigencias técnicas de la batería y fomentando la pérdida de calor.

Si no sabes cómo enfriar tu móvil si se calienta, sobre todo en los meses de verano cuando es habitual que el dispositivo esté expuesto al calor de manera constante, continúa leyendo porque esto te interesa. En casa, superficies de mármol o arcilla pueden ser muy beneficiosas para disipar el calor acumulado en su carcasa, aunque es necesario evitar su uso para romper el círculo vicioso y conseguir una reducción efectiva de la temperatura.

También debes prestar atención a la cantidad de suciedad que pueda tener el móvil, ya que la acumulación de polvo en las principales fuentes de disipación de calor puede provocar un súbito aumento de temperatura al funcionar a pleno rendimiento. Cada cierto tiempo es primordial desmontar las piezas del terminal para evitar la acumulación de polvo, pelusa y otros restos que fomenten el sobrecalentamiento.

Eso sí, aunque los terminales más modernos son resistentes al agua (algunos incluso pueden permanecer sumergidos por largos periodos de tiempo), no es recomendable aplicar agua directamente para reducir la temperatura, ya que puede provocar un cortocircuito en caso de que alguna pieza se haya desprendido, poniendo en serio peligro tu integridad física. Si quieres saber cómo enfriar tu móvil si se calienta con métodos alternativos, prueba a utilizar bolsas de hielo líquido, una suerte de geles con anti condensadores que se mantienen a temperaturas gélidas y que son muy utilizados en deportes de automovilismo y entornos donde el calor puede llegar a ser sofocante.

Ante la duda, acude a un soporte oficial de mantenimiento

Aunque saber cómo enfriar tu móvil si se calienta por ti mismo está muy bien en determinadas situaciones, dado el valor económico de estos dispositivos y la capacidad logística de los fabricantes para tratar de identificar y solventar el problema sin riesgo para la seguridad de su personal, la mejor opción es que recurras a ellos al menor indicio de sobrecalentamiento, sobre todo si el móvil se calienta y gasta batería por el mero hecho de estar encendido.

Pese a que la causa más común del aumento de temperatura suele ser un deterioro notable de la batería, sobre todo si ha pasado más de un año desde la fecha de compra, lo cierto es que es recomendable que sepas por qué se calienta el móvil y cuáles son las posibles soluciones para ajustarlas a tu presupuesto. Determinados fallos están cubiertos por el propio fabricante, que te proporcionará un terminal de sustitución mientras tu dispositivo se encuentre bajo examen en el servicio técnico.

Cómo localizar al propietario de un teléfono móvil

El smartphone es, a día de hoy, uno de los objetos personales de más valor no solo por su precio de venta en el mercado, sino por la cantidad de información personal que contiene. Aplicaciones como la del banco, el correo electrónico o la galería de fotos pueden incluir material sensible que no debería caer en manos ajenas, por lo que perderlo o sufrir un robo supone todo un trastorno para su propietario.

En la actualidad existen multitud de formas de bloquear el teléfono a distancia para mantenerlo seguro mientras se trata de localizar, pero la manera más efectiva de volver a mantener segura la información es hacérselo llegar a su dueño. Por si no lo sabes, en los terminales actuales existen maneras un tanto rebuscadas de localizar al propietario del smartphone o tablet perdido, así que continúa leyendo para saber cómo localizar al propietario de un teléfono móvil extraviado.

¿Qué hacer en caso de encontrar un teléfono perdido?

Lo primero que debes hacer en caso de encontrar un smartphone perdido es comprobar si está bloqueado e iluminar el display apretando el botón de bloqueo. Como seguramente incluya un código numérico de desbloqueo, un lector de huellas dactilares o un sistema de desbloqueo por reconocimiento facial, te será imposible desbloquearlo y acceder a la información realmente importante del terminal. No obstante, esto también impide que alguien con buenas intenciones localice a familiares o allegados de su propietario, por lo que restringe mucho la libertad de acciones de quien se lo encuentra.

Una de las maneras más efectivas de comprobar si existe información relativa al propietario almacenada en el smartphone es acceder a su ficha médica, la cual está disponible en algunos terminales mediante la pantalla SOS a la que se puede acceder mediante la pantalla de bloqueo. Sin embargo, esta ficha no es común que esté rellenada por completo y, además, las más recientes actualizaciones impiden el acceso a la ficha médica desde el widget correspondiente a través de la pantalla de bloqueo, por lo que solo permitirá llamar a los servicios de emergencia. Por si te lo estás pensando: nunca llames a emergencias para denunciar un robo, es preferible que te acerques a una comisaría de policía a depositarlo y denunciar su extravío.

La manera de localizar al propietario de un teléfono móvil cambia en función del dispositivo y del sistema operativo que contenga. En el caso de los iPhone, la aplicación Buscar incluye una opción para mostrar determinados datos de contacto en pantalla en caso de perderlo o sufrir un robo. A través de un ordenador o tablet, podemos acceder a la aplicación y seleccionar la opción correspondiente a la pérdida o sustracción del dispositivo, lo que hará que se refleje en la pantalla de bloqueo del móvil perdido información elemental de contacto. Si cuentas con que quien se lo encuentre tenga la buena fe de llamar al teléfono indicado en la pantalla, es bastante probable que vuelvas a recuperar tu smartphone.

En caso de que el propietario no haya habilitado esta función, existen otras maneras de localizar al dueño del teléfono móvil. En iOS, una de las más comunes es activar Siri desde la pantalla de bloqueo y preguntarle en voz alta “¿De quién es este iPhone?” Pueden darse dos casos: que el propietario no haya registrado el terminal, en cuyo caso Siri te dirá amablemente que no te podrá ayudar, o que sí lo haya hecho y te dé detalles personales de su propietario, tales como su dirección, su correo electrónico o su número de teléfono. Dado que el número de teléfono será inútil por tener el dispositivo receptor de las llamadas en tus propias manos, lo mejor es contactar al propietario vía e-mail antes de personarte en cualquier domicilio. En todo caso, esta información puede estar incompleta o no resultar del todo precisa, ya que el móvil puede haber cambiado de manos, por lo que pasamos a la siguiente alternativa al no efectuarse el registro de información sobre el propietario con la frecuencia que cabría esperar. En esta situación, la mejor manera para saber cómo localizar al dueño de un móvil perdido es contactar con sus allegados, con la esperanza de que se encuentren en el mismo municipio y puedas dejar allí el terminal extraviado o puedas contactar tú mismo directamente con su dueño.

En caso de no saber cómo localizar al dueño de un móvil y optar por la opción de comunicárselo a sus allegados, la forma más sencilla de hacerlo es recurrir a Siri para llamar a un contacto guardado en su agenda. Opta siempre por nombres genéricos que todo el mundo tiene almacenados en su agenda de contactos, tales como “mamá”, “papá” o “A/A”, que suele ser alguien de confianza a quien contactar en caso de emergencia.

¿Cómo localizar al dueño de un móvil perdido con sistema operativo Android?

En caso de encontrar un terminal Android perdido, la cosa cambia ligeramente. Es posible utilizar Google Assistant para contactar con familiares allegados y tratar de localizar al propietario del teléfono móvil extraviado de una manera similar a como ocurre con los dispositivos de Apple. En caso de que esta opción resulte inútil, existen menos alternativas para localizar al dueño del teléfono móvil en dispositivos con el sistema operativo de Google, ya que a día de hoy no cuentan con las opciones comentadas en la opción Buscar que sí han implementado los de Cupertino.

Ante este desolador panorama, con el móvil perdido en la mano y sin opción de recurrir al asistente de voz de Google para comunicar su pérdida a familiares ni amigos, solo te queda una opción para tratar de localizar al propietario del teléfono móvil: buscar el número IMEI en el interior de la carcasa de la batería, con el cual la operadora correspondiente podrá intentar localizar a su dueño.

¿Qué hacer ante la duda si no puedo localizar a su propietario?

En caso de encontrar un smartphone o tablet perdido y no saber cómo localizar al dueño de un móvil o cualquier otro dispositivo electrónico encontrado en autobuses, estaciones de metro, aviones, trenes o cualquier otro medio de transporte susceptible de acoger a estos inesperados invitados, lo mejor es conservar el dispositivo, acercarse a la comisaría más cercana y entregarlo, indicando el lugar exacto en el que ha sido encontrado el terminal. No conviene fiarse de alguien que te diga de manera repentina que es su dueño, ya que podría tratarse de un bulo para conseguir un dispositivo robado, por lo que acudir a las autoridades ante este dilema es la mejor opción para garantiza la integridad del dispositivo y tratar de localizar a su propietario.

Según los últimos estudios estadísticos, hasta 4 de cada 10 propietarios de un teléfono inteligente no sabía cómo localizar al dueño de un móvil perdido en el supuesto de encontrarlo en un espacio público. A pesar de las facilidades con las que los fabricantes y los desarrolladores de los respectivos sistemas operativos dotan a este tipo de dispositivos electrónicos, no está muy asentado el protocolo de actuación en caso de encontrar un móvil perdido, lo que reduce sensiblemente las probabilidades de localizar al duelo del teléfono móvil o la tableta en cuestión, algo que es previsible que cambie gracias a las versiones más recientes de los sistemas operativos, que tratan de cambiar esta situación añadiendo funcionalidades extra para tratar de localizar al dueño del dispositivo perdido y evitar la consecuente pérdida de información personal.

Cómo recuperar los contactos al cambiar de móvil

Estrenar móvil nuevo es uno de esos placeres del primer mundo que todavía sigue sorprendiéndonos. El desembalar el estuche que lo contiene, abrirlo por primera vez, oler los materiales nuevos y sacarlo de su caja forma parte de un ritual amado por todos los usuarios de teléfonos móviles, especialmente por aquellos que dedican parte de su tiempo a publicar los conocidos unboxings en sus perfiles de YouTube y redes sociales.

Pero el drama viene después: el volcado de datos puede fallar en ocasiones, bien por el volumen de datos almacenados o porque se nos ha olvidado hacer una copia de seguridad antes de iniciar el traspaso de información. La agenda de contactos, una de las aplicaciones esenciales para realizar llamadas a nuestros amigos, familiares y conocidos, puede sufrir variaciones o no transferirse por completo, lo que supone un verdadero problema a la hora de realizar o recibir llamadas, así como para utilizar aplicaciones como WhatsApp. En el siguiente artículo vamos a indicarte cómo recuperar los contactos cuando cambies de móvil para mantener tu agenda intacta en tu nuevo terminal.

Recuperar contactos en un móvil nuevo

Poca gente guarda un buen recuerdo de cuando le tocó recuperar los contactos en el móvil nuevo, y es que es una tarea laboriosa que puede quitarnos varias horas de nuestro tiempo. Recuperar contactos para guardarlos en el nuevo smartphone puede realizarse de manera sencilla, siempre y cuando se cuente con una copia de seguridad que mantenga la asociación de nombres y números intacta. No obstante, es una tarea que puede realizarse de distintas maneras y cuenta con funciones específicas que varían dependiendo del sistema operativo del que disponga el teléfono, así que vamos a darte las indicaciones necesarias para que sepas cómo recuperar los contactos, tengas el móvil que tengas.

Una de las preguntas más frecuentes sobre cómo recuperar contactos en Android es si la sincronización de datos con la cuenta de Google sirve de algo en este sentido. La respuesta, afortunadamente, es un sí rotundo, y vamos a indicarte cómo realizar el volcado de datos.

En el caso de los teléfonos con el sistema operativo de Google, el proceso es bastante sencillo. Basta con entrar en el menú de Ajustes, acceder a la pestaña de Google y seleccionar la opción Restaurar Contactos. Puede darse el caso de que tengas varias cuentas de Google; si es así, en el siguiente paso podrás seleccionar desde cuál quieres realizar la transferencia.

Esta función admite numerosas opciones de personalización, además de permitirte editar los contactos para modificar los nombres (perfecto si quieres eliminar motes o añadir algunos nuevos, por ejemplo). También puedes seleccionar qué contactos prefieres no añadir a tu nueva agenda, una buena manera de hacer limpieza y transferir únicamente los contactos que realmente sean de tu interés. En caso de no querer realizar copia a la tarjeta SIM o al almacenamiento del dispositivo, podrás seleccionar o deseleccionar las opciones que prefieras para hacer la transferencia de datos al destino que prefieras.

Una vez lo hayas decidido, solo resta posar el dedo sobre la opción Restaurar y esperar a que el proceso finalice, tras lo cual recibirás una notificación. Ten en cuenta que el sistema de restauración de datos de Google evita la creación de duplicados en la agenda, de modo que no transferirá los datos de los contactos cuyos datos coincidan pese a estar seleccionados.

Recuperar los contactos en un dispositivo iOS

Los smartphones de Apple cuentan con su propio sistema de recuperación de contactos. Si no sabes cómo recuperar contactos en iPhone, no te agobies porque es más sencillo de lo que parece. Todo gira en torno a iCloud, que a veces puede dar algún que otro problema.

iCloud es la plataforma en la nube para dispositivos Apple, que ofrece el espacio suficiente como para almacenar toda la información del terminal y guardar una copia de seguridad. El problema está en lo restrictivos que resultan los planes gratuitos de iCloud, ya que se llenan enseguida y resulta algo engorroso realizar barridos de contenido para dejar espacio libre para cosas verdaderamente útiles, como los contactos del teléfono. Esto obliga a estar pendiente de manera constante del espacio disponible para garantizar que el sistema sube a la nube una copia con todos los contactos que se vayan almacenando de manera paulatina.

Una vez hayas comprobado que dispones de la copia en la nube más reciente, accede a la configuración de la cuenta y selecciona la opción de Restaurar Contactos. Esto iniciará el chequeo con los datos almacenados en iCloud, que transferirá la copia de la agenda del teléfono al nuevo dispositivo.

No obstante, debes saber que recuperar los contactos en el móvil de la manzana mordida es más sencillo de lo que parece, ya que este paso está integrado en el proceso de inicialización del nuevo terminal. Es decir, cuando estrenes el nuevo móvil, el propio sistema transferirá los datos de tu última copia de seguridad de iCloud, sin necesidad de hacer pasos complementarios una vez tengas total acceso al teléfono. Como ves, recuperar contactos en el móvil es extremadamente sencillo, tengas el dispositivo que tengas. Tan solo tienes que contar con una copia de seguridad actualizada para iniciar el volcado de datos durante el proceso de reinicio del dispositivo nuevo, algo que no siempre es así por la limitada cantidad de GB disponibles en los planes gratuitos. Expandir el espacio en la nube puede realizarse a cambio de desembolsar una cantidad extra de dinero, algo por lo que muchos usuarios no están dispuestos a pasar dado el elevado coste de los smartphones actuales.

Si eres capaz de organizar y eliminar los contenidos de la nube que no quieras mantener con el tiempo, te será mucho más sencillo sincronizar la agenda del teléfono con el servidor en la nube para mantener actualizados todos tus contactos y recuperar los contactos en el móvil de la forma más sencilla posible.